coherencia

Si una marca es una promesa de valor, ¿qué es el PSOE?

Si una marca es una promesa de valor, ¿qué es el PSOE?

Como ya hicimos en su día cuando hablamos de las incoherencias de marca del Partido Popular (o como hacemos siempre que tocamos temas de actualidad política) nos gusta recordar que esto es un blog de Branding y que, si acaso, los acontecimientos políticos no son más que la excusa para hablar de Comunicación política: eso sí que nos interesa.

Qué os vamos a contar de las últimas semanas del Partido Socialista Obrero Español que no sepáis ya. Tras la dimisión forzada de Pedro Sánchez y la creación de una gestora para comandar la difícil situación del PSOE, ahora es el partido quien debe tener el debate que siempre hubo pero algunos intentaron acallar. Así, el comité federal se reunirá previsiblemente este domingo 23 de octubre para decidir si se abstiene o no ante una hipotética segunda investidura del candidato del Partido Popular Mariano Rajoy.

¿Qué debería hacer el PSOE como marca? ¿Qué es mejor para el partido, abstenerse o ir a terceras elecciones? ¿Estaba la deriva de Sánchez justificada o por el contrario la mejor manera de recuperar el terreno perdido es permitiendo un gobierno de Rajoy? Aquí nuestro análisis brandero.

Marcas influyentes (y III)

Marcas influyentes (y III)

Después del Kit Kat de Nutella (podéis aplaudir el chiste ;) retomamos nuestra serie de "Marcas influyentes" con esta tercera y última entrega. Habíamos dejado la segunda parte del serial comentando lo importantes que son las (buenas) historias a la hora de crear una marca influyente, analizando las claves del género literario de la épica y viendo cómo podemos aplicarlas a la hora de crear significados.

02. Realidad y ficción. Otro de los puntos que distingue a la épica es la combinación de lo real con lo fantástico. La mayoría de relatos épicos tienen algo de real, pero siempre aderezado con la conveniente pizca de fantasía. Nadie duda de que la guerra de Troya existió. Pero es muy difícil creerse la historia completa tal y como la cuenta Homero en la Ilíada. Sin ese relato, sin esa épica, la guerra de Troya podría haber pasado a la historia como una guerra más. Y es precisamente el relato aderezado con ficción lo que da un plus a la historia, lo que la hace diferente.

¿Estamos diciendo entonces que es bueno que las marcas cuenten cosas ficticias? En absoluto. Ninguna marca debe mentir. La analogía en este punto con las marcas es más sencilla de lo que parece: la fantasía añadida al relato de una marca no consiste en inventarse cosas, consiste en contarlas de forma diferente

Packaging: el cuerpo de la marca (II)

Packaging: el cuerpo de la marca (II)

¿QUÉ ROPA ME PONGO HOY?

Hay una cosa que diferencia a las marcas de las personas, en cuanto a Packaging se refiere: nosotros cambiamos de ropa habitualmente; las marcas no deberían hacerlo.

Existe un concepto clave en la gestión de Packaging, muy ligado con el punto anterior: la coherencia. Como en Branding, mantenerse coherente a lo largo del tiempo es sinónimo de éxito en el mercado. Una prueba de ello la tenemos en Coca·Cola. A lo largo de su historia, la marca ha sufrido diferentes restyles en su envase. Sin embargo, la esencia de la marca no ha sufrido variaciones.

No queremos decir con ello que Pepsi, la otra cara de la moneda, hiciera mal cambiando de forma considerable su identidad visual; es de sabios saber rectificar a tiempo. Coca·Cola no necesita hacerlo, sencillamente porque ya acertó a la primera.

Todo pack se puede cambiar. Es más, muchas veces se debe cambiar. El mercado, las tendencias y las audiencias de las marcas evolucionan, y con ellas lo debe hacer su envase, modificando y ajustando ciertos aspectos visuales complementarios, pero siempre manteniendo intacta la identidad de la marca.

El nuevo logotipo de Telepizza cuesta menos que una de sus pizzas o Cómo confundir valor con precio

El nuevo logotipo de Telepizza cuesta menos que una de sus pizzas o Cómo confundir valor con precio

¿Cuánto vale una pizza de Telepizza? Unos cuantos euros. Pues eso es más de lo que le ha costado a Telepizza rediseñar su identidad de marca. De hecho, el nuevo logotipo le ha costado menos de lo que vale el pan de ajo en una de sus tiendas.

Hace unas semanas nos enteramos (a través de Graffica y nuestros colegas de Al otro lado del Branding) de la iniciativa de la empresa de optar por un concurso público para rediseñar su logotipo actual. La remuneración, 1.000 €. El canal escogido, Adtriboo. ¿Y qué es ese nombre tan raro?

Un eBay de la "creatividad": el cliente cuelga su demanda de trabajo, recibe multitud de propuestas de la comunidad Adtriboo y el ganador obtiene el premio según el precio publicado previamente por el cliente. Sí, como en muchos otros concursos, el resto de propuestas descartadas son para el cliente pero las personas que han trabajado sobre ellas no reciben un euro. En total, Telepizza ha recibido 916 propuestas de logotipo, por lo que el precio que ha pagado por cada una de ellas es exactamente 1,09 €: menos que una caja de sus patatas gajo.

Pero vayamos al meollo brandero de la cuestión: ¿es recomendable que una marca como Telepizza, que se define a sí misma como Líder de la categoría, opte por participar en un concurso remunerando al ganador con 1.000 €? ¿Qué impacto puede tener para sus audiencias dicho concurso? ¿Necesitaba realmente Telepizza 916 propuestas de logotipo para poder elegir el adecuado? ¿Es una "afrenta" al Branding valorar un logo en ese precio?

La vuelta de tuerca de El Corte Inglés: Satisfacción

La vuelta de tuerca de El Corte Inglés: Satisfacción

El Corte Inglés, el shopping mall por excelencia en nuestro país, comenzó hace unas semanas una campaña de comunicación basada en la esencia de su marca: el concepto satisfacción.

Se trata de una campaña con amplia cobertura en medios, tanto en cuñas de radio, como en prensa y TV. Como muestra, os dejamos este botón:

Think Different: Steve Jobs, Apple y su futuro

Think Different: Steve Jobs, Apple y su futuro

Tal día como hoy, hace dos semanas, Steve Jobs nos dejaba. Eso que los americanos llaman "to pass away", de forma eufemística pero elegante. Y en estas dos semanas hemos podido ver y leer de todo sobre su figura: sus logros, sus errores, sus citas, sus entrevistas, su conferencia en Stanford... No vamos a comentar nada de esto aquí: ya lo habéis visto y leído todo.

Sin embargo, sí queremos recordar en nuestro humilde homenaje a Jobs uno de los spots más célebres de la empresa de Cupertino: Think Different, considerado por muchos como uno de los mejores anuncios de la historia.

Para aquellos que nunca lo hayan visto, pensad que su fecha de emisión data del año 1997. Para aquellos que estén hartos de verlo, pensad que hoy día, 14 años después, su mensaje sigue encerrando la esencia de Apple.