crisis

La marca Samsung explota

La marca Samsung explota

Si la semana pasada os decíamos eso de "qué os vamos a contar de las últimas semanas del PSOE que no sepáis ya", en nuestro análisis de Branding de la crisis de los socialistas, hoy deberíamos comenzar con un "qué os vamos a contar de los últimas semanas de Samsung y su Galaxy Note 7 que no sepáis ya".

Pero para aquellos que viváis en Marte o en vuestro mundo particular sin contacto con el exterior y sus noticias más explosivas (lo sentimos, no nos hemos podido contener...) he aquí un breve resumen introductorio: los Samsung Galaxy Note 7 explotan.

¿Y ya está, ese es el resumen? Sí, ya está, es un resumen muy resumido. Bueno, en realidad podríamos comentaros que el tema empezó como quien no quiere la cosa, con cuatro o cinco phablets de la firma coreana haciendo de las suyas, explotando en bolsillos, explotando en hoteles, explotando en las manos de niños de seis años... explotando por ahí, vamos.

A ello siguió por parte de Samsung la típica e inicial fase de negación, para después terminar reconociendo, de forma algo forzada ya que fue la U.S. Consumer Safety Agency quien alertó del peligro que suponía tener entre manos un Samsung Galaxy Note, que su terminal era ciertamente explosivo y que iniciarían un programa de sustitución. Hasta este punto hubiera sido una "mini crisis" para la marca coreana. Pero la historia no acaba en este punto, de ser así no estarías leyendo este artículo de Branding. Porque más allá de baterías coreanas dispuestas a inmolarse le vamos a sacar jugo brandero, ya veréis.

Si una marca es una promesa de valor, ¿qué es el PSOE?

Si una marca es una promesa de valor, ¿qué es el PSOE?

Como ya hicimos en su día cuando hablamos de las incoherencias de marca del Partido Popular (o como hacemos siempre que tocamos temas de actualidad política) nos gusta recordar que esto es un blog de Branding y que, si acaso, los acontecimientos políticos no son más que la excusa para hablar de Comunicación política: eso sí que nos interesa.

Qué os vamos a contar de las últimas semanas del Partido Socialista Obrero Español que no sepáis ya. Tras la dimisión forzada de Pedro Sánchez y la creación de una gestora para comandar la difícil situación del PSOE, ahora es el partido quien debe tener el debate que siempre hubo pero algunos intentaron acallar. Así, el comité federal se reunirá previsiblemente este domingo 23 de octubre para decidir si se abstiene o no ante una hipotética segunda investidura del candidato del Partido Popular Mariano Rajoy.

¿Qué debería hacer el PSOE como marca? ¿Qué es mejor para el partido, abstenerse o ir a terceras elecciones? ¿Estaba la deriva de Sánchez justificada o por el contrario la mejor manera de recuperar el terreno perdido es permitiendo un gobierno de Rajoy? Aquí nuestro análisis brandero.

No conduzcas nuestros coches (y Toyota aumentó ventas un 25 %)

No conduzcas nuestros coches (y Toyota aumentó ventas un 25 %)

Crisis económica sin precedentes, mercados hundidos, consumidores sin confianza, paro laboral generalizado, sectores industriales al borde del abismo… éste es el panorama económico actual.

El sector del automóvil no iba a ser la excepción a lo anterior y es uno de los que más está sufriendo la crisis. Sólo en España, las ventas de coches cayeron un 28 % en 2008, siendo el peor mes del año anterior diciembre, con una fuerte bajada del 49,9 %. Fue, con las estadísticas en mano, la mayor caída de la historia de la automoción en nuestro país. Y en lo que llevamos de año la tendencia negativa continúa.

Pero en medio de este desierto para el sector automovilístico mundial alguien parece haber encontrado un oasis. Toyota ha aumentado las ventas de sus coches un 25 % en 2008, en la región canadiense de Quebec. ¿Queréis saber cómo?

El mejor antídoto contra la crisis

El mejor antídoto contra la crisis

Si pudiéramos crear una nube de palabras (a modo de tags cloud) que se oyen por la calle, en los bares, en las empresas, en casa… seguramente una de ellas destacaría entre las demás: CRISIS.

Estamos en crisis, ¿alguien lo duda ya a estas alturas de la película? Hasta los más reacios a hacerlo han acabado reconociéndolo. ¿Y qué hacen las familias cuando hay crisis? Gastar lo justo, quitarse esos pequeños caprichos de fin de semana, viajar menos… y algo muy pero que muy peligroso: comprar menos “marcas”.

Sí, eso dicen. Que cuando uno no llega a fin de mes, las marcas pasan a un segundo plano. Es el momento de Mercadona, de Carrefour, de Eroski. La hora de los productos low cost, de las promociones, de las ofertas last minute. Eso es falso.

¿Acaso alguien cree que marcas como Zara, BMW, Mahou, Lancôme o IKEA van a sucumbir? Seguramente los crecimientos anuales en ventas no serán los esperados, que suelen ser altos. Seguramente la frecuencia de compra será menorPero la clave radica en que estas marcas no perderán la fidelidad de compra de sus audiencias durante la crisis. Porque son marcas, no productos.

Nótese que incluimos en la pequeña BrandList anterior algunas marcas que muchos consideran low cost. Pero también otras que distan mucho de ser definidas como tales. Lo importante no es lo cara o barata que es una marca. Lo importante es que una marca exprese algo, que no nos deje indiferentes, que logre crear una conexión emocional con su audiencia. Sólo de esa forma las marcas perduran en el tiempo, en épocas de vacas gordas y en tiempos de vacas flacas.