Miguel Ángel, Ulabox y la lista de la compra

¿Qué tienen en común el genial artista renacentista Michelangelo Buonarroti, el supermercado español cien por cien online Ulabox y la lista de la compra? A pocos días de irnos de vacaciones, es una interesante y extraña pregunta que nos hacemos en EMOTE. ¿La respuesta? Un poco de historia.

Todos conocemos las principales obras escultóricas, pictóricas o arquitectónicas de Miguel Ángel: desde la Piedad o el David, pasando por las tumbas de los Médici, la bóveda de la Capilla Sixtina o la cúpula de la basílica de San Pedro, entre muchas otras, en una prolífica carrera artística que duró más de 70 años.

Pero del genio florentino, apodado "el Divino", se conservan otros muchos materiales que, si bien no gozan apenas de valor artístico, no dejan de ser por ello menos curiosos. Tal es el caso del siguiente manuscrito.

 Lista de la compra perteneciente a la colección del  Museo Casa Buonarroti . Florencia.

Lista de la compra perteneciente a la colección del Museo Casa Buonarroti. Florencia.

Y es que en el año 1518 también se hacían listas de la compra. No eran como las que hacemos ahora pero se parecían. Miguel Ángel utilizaba líneas horizontales como separador, para diferenciar las compras de los distintos días de la semana. También solía incluir, además, algunos dibujos simples o ilustraciones anexas, a modo aclaratorio. La razón es que la mayoría de sus asistentes, encargados de realizar la compra, eran analfabetos.

Esta lista de la compra de Miguel Ángel muestra, entre otras, las siguientes necesidades culinarias:

  • un arenque
  • tortelli
  • dos sopas de hinojo
  • cuatro anchoas
  • dos barras de pan
  • un cuarto de vino…

 

Pero volvamos ahora al tiempo actual, concretamente al 17 de julio de 2017, fecha en la que Ulabox anunció que permitiría la búsqueda de ítems mediante emojis, en su página web y aplicaciones móviles, coincidiendo con el Día Mundial del Emoji. La startup española, fundada en 2010, fue un paso más allá invitando a sus usuarios a proponer nuevas búsquedas con emojis a través de encuestas en Facebook y Twitter. Las ganadoras se han incorporado a los resultados de búsqueda.

IMG_0017.PNG

Podéis comprobar vosotros mismos lo bien que funciona la búsqueda por emojis, sean éstos más explícitos (una sandía, una berenjena o un pan) o menos explícitos (si probáis con el smiley del dólar verde, por ejemplo, la búsqueda devolverá los productos que hay en oferta en el súper). ¿No es genial?

IMG_0018.PNG

Tanto casi como el propio Michelangelo Buonarroti, que 499 años antes ya había tenido la idea de incluir los emoji de la época en la lista de la compra. Y es que el objetivo de ambas acciones, con medio milenio de distancia en el tiempo, es el mismo: facilitar la comprensión y comunicación de lo que se quiere decir o escribir. Al fin y al cabo, ¿no ha cambiado tanto la Comunicación en 500 años, verdad?